viernes, 9 de febrero de 2007

MANIFIESTO EN DEFENSA DE LA LITERATURA DE TERROR

Autor: Rubén Ruiz.
Marzo, 2000.
Algunas personas piensan en la literatura de terror como el
género literario menos serio que existe. Sus razones pueden ser
varias: entre ellas las más abundantes son la fantasía
desmesurada, la irracionalidad, el alejamiento de la realidad,
etc. Ante estos argumentos hay réplicas y rebatimientos
perfectamente válidos. En este artículo trataré de enumerarlos lo
más ordenadamente posible.

1.- Los dos géneros literarios más difíciles que existen son el
de terror y el humorístico, por varias razones. Aunque parezca un
tanto subjetivo, es tremendamente difícil provocar miedo con la
palabra, y además hacerlo creíble. Aquí radica el gran mérito del
escritor de terror: hacer sus historias creíbles. En cuanto al
otro género, no es el que nos ocupa, así que no lo desarrollaré.

2.-Un escritor de "realidades comunes" sólo tiene que escribir
eso, o sea, lo que ve. Un escritor de terror debe mezclar la
realidad común con una realidad fantástica y asombrosa, o incluso
crear una nueva realidad, que no tenga nada que ver con la
realidad común que todos conocemos.

3.-Un escritor de terror es tan serio como otro cualquiera. No le
dan ataques incontrolados de risa cuando tiene una idea o cuando
va a ponerse a escribir. Simplemente le da un tratamiento
distinto a la realidad, haciéndola completamente nueva.

4.-Los escritores de terror no están locos. No tienen por qué
creer necesariamente en lo que escriben. Como dije en un artículo
anterior, Lovecraft no creía ni en lo paranormal ni en lo
sobrenatural. Ni siquiera creía en Dios. Que se hayan formado
sectas basadas en los mitos de Cthulhu depende de la locura del
lector, y no del escritor.

5.-Este tipo de temática es elegida por el autor porque el miedo
es la sensación más intensa que existe. Ni el amor ni el odio son
sensaciones comparables en intensidad al terror, analizadas de
forma objetiva.

6.-Algunas historias con temática "real" resultan al final menos
creíbles que una historia de terror. Lea a Lovecraft y lea "El
Médico", de Noah Gordon, y juzgue qué historia es más creíble, no
por el argumento, sino por la forma de contarlo, por el estilo.
Cuando se leen los mitos de Cthulhu uno termina preguntándose:
"Esto, ¿es verdad? ¿Ha pasado realmente?", pero después de leer
"El Médico" el cúmulo de aventuras por las que pasa el personaje
Rob J. Cole resultan ciertamente inverosímiles (llega a conocer a
Ibn Sina y al propio sha Ala, cuando lo único que quería era ser
médico). Cuando leemos esta clase de novelas nos decimos: "Era
sólo una novela".

7.-Una novela de terror puede llegar a alcanzar tanta profundidad
en personajes y en situaciones de la vida real como una novela
realista. Lea cualquier novela de Stephen King reciente, y verá
que sus personajes son el fiel reflejo de la sociedad
norteamericana.

8.-El género de terror puede ser muy comercial o puede no serlo.
Stephen King es el escritor mejor pagado de la Historia y
Lovecraft murió sin haber publicado un solo libro.

9.-El "gore" ("sangre") no es más que un aliciente que se utiliza
para potenciar escenas, y no tiene que abusarse de él.
Ciertamente, muchos escritores de terror no han utilizado nunca
este recurso, y yo personalmente pienso que no es necesario.
Además, este recurso no es intrínseco a la literatura de terror,
sino que es utilizado también en novelas policíacas (género
inventado por Edgar Allan Poe con "Los asesinatos de la Rue
Morgue") y en novelas de "aventuras", puramente "best-sellers".

10.-El género de terror no tiene por qué contener hechos
sobrenaturales. Ver "Misery", de Stephen King.

Para terminar, decir que no estoy defendiendo a raja tabla toda
la literatura de terror. Algunas novelas de este género son pura
basura. Como he dicho antes, el que una novela de terror sea
buena o no depende de su credibilidad y su verosimilitud.

2 comentarios:

Niciana dijo...

Hola a todos, amantes de la literatura de terror.

Estoy completamente de acuerdo con el Manifiesto. Todos en defensa de este género que tanto nos apasiona y que se considera siempre de segunda.

Y hablando de ello, os recomiendo de todo corazón el libro DIARIO DE UN CAZADOR - LINAJE, de Iván Martínez Hulin. Es un pedazo de novela que no tiene desperdicio. Especialmente recomendado para los amantes del vampirismo. Simplemente I M P R E S I O N A N T E.

Un besote a todos (a ser posible, con sangre) ;)=

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo, Niciana. Recomendable 100% DIARIO DE UN CAZADOR - LINAJE. Me encantó y espero que Iván Martínez escriba más partes.